martes, 27 de mayo de 2014

EL PODER DE LA IMAGEN

Vivimos en un mundo en el que todos los días nos vemos sujetos a un bombardeo constante de imágenes que, poco a poco y de una manera silenciosa van marcando y construyendo nuestra identidad. Estas imágenes que día a día engullimos, influyen de una manera intangible nuestra forma de pensar y de actuar. Toda esta intrincada perspectiva nos aborda en cualquier ámbito de nuestra vida, incluso en nuestra etapa educativa. 
Dentro de las instituciones de enseñanza todo este confuso mecanismo de influencia visual se hace presente, ya sea de manera directa; imágenes que se han de estudiar porque entran dentro de los contenidos curriculares, o de manera indirecta; imágenes que decoran el aula, algunas de los libros de texto, las que los profesores muestra en sus presentaciones… Toda esta coerción visual de manera indirecta, es decir, de manera latente, estará dentro de lo que llamaremos currículum oculto visual. 
El currículum oculto visual se podría definir como el conjunto de representaciones visuales existentes y no existentes que influyen de manera indirecta, es decir que transmiten un mensaje latente, en el aprendizaje y desarrollo del alumnado dentro de la institución educativa. 
En manos del sistema educativo está la responsabilidad de hacer un buen uso de la imagen en su relación con la enseñanza.


A continuación paso el enlace de un artículo de 2005 en la revista Arte, Individuo y Sociedad, escrito por María Acaso y Silvia Nuere, en la que abordan este concepto de currículum oculto visual.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada